martes, 2 de enero de 2018

Final del ensayo sobre la novela de Adelaida




Después de varios intentos, en la lectura de la novela, se descubría el móvil del crimen.

La asesina, como se describe en la novela y del mismo nombre que la autora, debía ser como Adelaida porque sus compañeros de trabajo, en la ficción, le regalan un frasco de perfume y su jefe manda poner en su puerta un ambientador de limón solo para ella.

La víctima, un joven con importantes posibilidades de ascender en la vida, acababa de ser fichado por un equipo de fútbol local con la promesa de recibir una prima de cinco euros por gol metido; había tenido durante un par de años relación con la asesina y él la había dejado después de una pelea que ella tuvo con dos de sus mejores amigos, dejando a uno de ellos K.O.
 Cuando se separaron, la víctima colgó en el facebook las fotos que ella le había mandado desde su habitación por el waspp y además fue contando a las amistades de la asesina lo mal que hablaba de cada una de ellas.

En esto yo estoy con Adelaida

"No había que ser muy perspicaza para entender los sentimientos naturales de la asesina"

La asesina ignorando lo ocurrido, queda con su mejor amiga en un bar del parque.
 Hacía sol y su luz rebotaba en las mesas metálicas, mientras ella espera tomando una horchata.
Cuando llega, su amiga se sienta frente a ella, pide otra horchata y comienzan a hablar, y cuando esta le dice:

 -Yo también hubiera preferido otra amiga, pero tu eras la que estaba siempre conmigo.

la asesina descubre lo que había hecho su ex y jura vengarse de él. 


En este momento la lectura se hace fácil y ágil, y saltando unas decenas de paginas, lo más recomendable para no volver a perderse, se llegaba al desenlace, cuando el cartero descubre a la asesina echando matarratas en una docena de pasteles y pregunta:


- ¿Para quien son esos pasteles?

- ¡Son para el perro de mi ex!

- ¡Pero tu ex no tiene perro!

O algo a así.







mvf.

No hay comentarios:

Publicar un comentario