lunes, 26 de diciembre de 2011

Brutal atentado efectuado contra nuestro queridisimo wigfredo


Brutal atentado efectuado contra nuestro queridisimo wigfredo cuando trabajaba en uno de sus entradas de lodijomarise. 
Nuestro gran amigo después de escribir en el ordenador  las notas de una de sus tan celebradas historías – con la que seguiremos el próximo año - ; procedió a romper, aproximadamente en unos cuarenta pedazos de tamaño variable y forma irregular, el papel que la había servido de borrador para el comienzo de una nueva historia titulada sor rebelde. - ejercicio, el de la rotura de papeles , que practica con frecuencia al objeto de evitar artrosis en sus pulgares.-  Wigfredo al abrir posteriormente el documento que tenía guardado en su ordenador, un archivo de texto, " jo con el nombrecito, odt - open document format,  que corresponde a un muy conocido paquete ofimático libre, descubrió que no se había guardado nada del trabajo realizado anteriormente, al que había dedicado toda la mañana.
Sumido en un estado de aflicción y somnolencia del que se recuperó afortunadamente gracias a la fuerza de voluntad de que dispone nuestro amigo, similar a la que demuestran las personas que se empeñan en ver las estrellas en el cielo a plena de luz del día. Nuestro amigo pudo salvar los pedacitos de papel que había tirado en la papelera con los que posteriormente, después de montar un complicado puzzle, logró recuperar las notas que la habían servido para el inicio de la historia y asi reescribir nuevamente sor rebelde.
En un primer momento se había pensado que el ataque había tenido su origen en las oraciones sunnies del hijo menor, de la cuarta mujer, de un rico mercader de arabía saudi, país que tiene una monarquía teocrática islámica. Pero posteriormente se descubrió que el ataque había sido originado por las oraciones de una novicia somalí, que había rezado acordándose en sus oraciones por el bienestar de la iglesia católica, desencadenandose así un ataque de una espiritualidad contraria a la creaciones literaria de nuestro escritor.
A estas horas  la salud de wigfredo permanece invariable por lo que no se esperan en breve comunicados de su familia sobre su estado  mental. 

Pd - Se nos ha comunicado que cuando se disponga se aportará un documento grafico sobre la reconstrucción de las notas de sor rebelde. -


gracias a los que durante este año con generosidad me habeis leido
y en especial a las personas que nos enriquecemos haciendo
  por nada, cosas destinadas a hacer felices a  los demás

       un saludo y buen año


lunes, 19 de diciembre de 2011

Biografia sobre wigfredo

Según el polémico Guevin Perez, conocido critico periodístico antiliterario , wigfredo fue rechazado en la temprana edad de cinco años como alumno repetidor en la escuela infantil, por mostrar reiteradamente su rechazo a los números enteros negativos;  abriéndosele expediente por dicho motivo.


Wigfredo estuvo hasta los cuarenta años trabajando, en un teclado, piropeando a las internautas, de las que jamás consiguió nada de ellas. Se cuentan episodios de distintas épocas por otros autores.
Fue entonces, al llegar dicha edad, que influido por alguien de su entorno accedió a trabajar en círculos universitarios , llegando a obtener por internet, en el plazo de quinces días y al coste de trescientos euros, el titulo de una carrera universitaria que a otras personas con mejores aptitudes y en los supuestos más optimistas, le costaría más de cinco, seis , ocho  ... o mas años obtenerlo .
Viéndose con la probabilidad de quedar sin descendencia y sin tener quien le cuidase en la decrepitud de sus mejores años, alguien de su entorno le recomendó que hiciera un máster para abandonar su celibato. De aquella época se dice que fue detenido por tratar de intimidar a una cajera vestido con el traje de jefe de reponedores de supermercado.
( no hay que hacer mucho caso en esto, por que hay que advertir también que el celebre critico, en polémicos artículos ha llegado a negar en repetidas ocasiones la existencia del pensamiento hipotetico-deductivo en las personas que estudiaron el bachillerato por letras.  Además sobre los colores de los partidos políticos , llegó a afirmar que el color azul, que es un color que corresponde a la piel de los enfermos y necesitados de oxigeno, debería representar a la izquierda, mientras que el color rojo debería corresponder a la derecha que es la que históricamente siempre ha defendido las mejores políticas sociales posibles para el pueblo, extendiendo incluso sus beneficios hasta el más allá. )

Se dice que realmente wigfredo, incapaz de escribir una sola linea correctamente, no es más que un dependiente de una libreria que se ha creido escritor despues de pasar toda una vida cobrando menos del salario minimo interprofesional. Otros autores  afirman que es un obrero metalúrgico y que escribe a base de golpe de martillos. Estas afirmaciones se desdicen con los estudios posteriores de sus primeros dibujos en los que se descubrió que llegó a adquirir un inconmensurable y delicado manejo del lápiz y el rotulador, logrando abarcar completamente la hoja de la libreta con un único trazado.



Foros de poesía y literatura no consideran la obra de wigfredo como realmente divertida, sus escritos están llenos de muchos anacronismos y otros no se pueden precisar en el tiempo. Es imposible cronológicamente que marise tuviera madre y se duda mucho siquiera que tuviera padre. Marise sería pues, para sus detractores, únicamente el personaje de ficción de una odisea de nimiedades.






Dedicado a mis amigos fernando y tonete de canabal.
A los que agradezco enormemente haberme recomendado que me dedicara a escribir, la primera vez que me escucharon cantar acompañado con la guitarra.

lunes, 12 de diciembre de 2011

insomnio 1


Siempre quise ser una mujer profunda; siempre quise ser yo misma.
Mis padres se han marchado unos días de excursión a las Baleares
y yo quedé de reina en casa.
 Las dos semanas anteriores - ¿ o fueron los tres meses anteriores ? , mi madre los pasó haciendo los preparativos del viaje:
- Que si voy llevar esto…que si voy llevar aquello … -
- marise,- dice mi madre -  ya sabes que yo voy haciendo peseta a peseta ( ya no se usa la peseta ) -
Los últimos días, antes de marchar para hacer el viaje, aumentó el nerviosismo y empezaron los : - marise si ocurre … no te olvides de … -
- marise, si hay tormenta desenchufa los electrodomésticos, que ya sabes que atraen el rayo -
- … marise, si sales deja pasado el cerrojo a la cerradura y no dejes bajadas todas las persianas no vayan pensar los cacos que no hay nadie en casa -.  - marise ... -
Faltaban dos días y el viaje era inmintente:
- marise acuerdate de cerrar el gas
- marise ... echale agua a las plantas. - 
...
Llegó el día y el taxista está en la puerta de la casa.
Para tranquilidad la de mi padre. Él , como el general de los ejércitos, va dando instrucciones mientras el taxista sube las maletas al coche :- Las maletas grandes para atrás, la pequeña para delante, la otra … -
Mi madre me dió un beso de despedida en la mejilla y me dijo: - ! ...y no dejes las luces encendidas ¡ -
El taxi arrancó y yo quede convertida en guardiana cumplidora de mil … advertencias .
Entré y cerré la puerta.
- ! Como adoro quedar sola en casa ¡ . Me voy sentar en el sillón con una caja de galletitas, a ver la tele, y dejar todo lleno de migas que en eso salgo a mi padre -.

Ya hace tres días que marcharon mis padres de viaje. Que tranquilidad sin nadie en casa .
Es medianoche y estoy metida en la cama para dormir. Llevo un rato dando vueltas en la cama.
Yo quiero dormir pero mi oído está desvelado. Le pongo la almohada encima para que se duerma de una vez. Pero el oído no se duerme; está desvelado, escuchando el mundo que existe dentro del silencio.
Un perro que ladra . Que cabroncete el perro que no para de  ladrar
La vecina que saca la basura en tacones: - Lo hace a propósito, para que se oigan sus tacones – me dije - para que la concejala la oiga que saca la basura a las dos de la noche al contenedor, que mandó poner enfrente de la casa de marise, por que la vecina quiere colocar a su marido en el ayuntamiento - .
El ruido de la puerta del cubo de la basura al caer.
Se oye el ruido de algún coche que pasa. 
...
- ¿ Que oigo ? .Parece que todo está en calma-.
Uno, dos , tres … quince segundos … de silencio.
De repente : ¡ Sabotaje ¡. El reloj colgado en la pared que le regalaron a mi madre en la tienda del audífono: - Tas, tas, tas …. fuerte y seco. Tas, tas, tas … el ruido sale de la habitación de mis padres. Tas, tas, tas ... va caminando marcando sus pasos por las paredes del pasillo. Tas, tas, tas ... entra en el cuarto de baño. Tas tas tas... traspasa la pared llegando a la cocina. Tas tas tas...sale por la cocina. Tas tas tas, cruza la puerta de mi habitación. Tas, tas, TAS ...y golpea en mi cabeza como en el yunque del platero.
Me levanto. Voy a la habitación de mis padres y le quito la pila al reloj.
Regreso a mi habitación. Por fin …
zzzzzzzzzzzzzzzZZZZZ,,,, . Teléfono :… rinnnnnngggGGGGGGGG
- ¡ mariseeeeeeeeeeeeeeeeeeeee … !. - me grité a mi misma con los nervios de punta, saltando de la cama.
Una que tiene los padres de viaje no puede cortar el cable del teléfono.
Lo descuelgo: - ¿ Diga ?. - Es mi madre. Respondo : - Si mama …. - este si mama es ese si mama, desesperante, largo, agónico …-
- Que como se movía la cama y hasta los cuadros de la habitación, mi madre se despertó y zarandeó a mi padre para que dejara de roncar. Que si roncaba así no iba dejar dormir a la gente-.
Al final mi padre no era el que roncaba, que era un terremoto. Y que ahora estaban con unas mantitas en la calle tomando un chocolate con churros. - Nos despedimos con un largo: - Que si tenía la casa recogida...-
Son las 7.30 de las mañana. Me puse un café largo cortado mientras escuchaba la radio.
- Accidente en la carretera producido al chocar un enorme búho contra el parabrisas de un camión
Con el impacto, el conductor detuvo su vehículo produciendose un aparatoso accidente en el que colisionaron 15 vehículos. No hubo que lamentar daños mortales. -
Miraba el clarear del amanecer por la ventana de la cocina y pensé : - Que se lo pregunten al búho- sorbí el café.



Comienza otro acto de marise.

lunes, 5 de diciembre de 2011

dedicado a los vikingos 9


Quedamos calladas un momento, oliendo en el aire el olor a pinos y escuchando el rumor de las olas.
Después de estar un rato pensativa, Ligia empezó a hablar: Yo soñé que me despertaba en la playa mientras las olas bajaban hasta la arena. Me levanté, miré a mi alrededor y me puse en marcha para regresar a a casa. Iba andando y me metí de regreso a casa por el viejo camino de los robles que llega a la playa.
Era de noche. Los perros me salían al paso. No me molestaban los perros; se arrimaban a mi y me lamían los pies. De repente me asusto un buey; se abalanzo hacia mi saliendome al paso,  pero estaba atado con cadenas y no me llegó a alcanzar.
Seguí andando y aparecieron dos perros; me aparte de ellos Uno estaba atado también como el buey, pero sentí que no trataba de hacerme daño, solo me salía al paso con los ojos medios dormido para ver quien era .
La noche era fría y apenas estaba iluminada por esa luz amarilla de las bombillas de baja potencia.
En la noche la luna brillaba llena y había un lobo que aullaba a la luna que le devolviera su sombra.*
La rama de un árbol corría por el suelo y se levantaba del camino esparciéndose en hojas.
Al cabo de un rato caminando apareció un escalinata y al subir por ella descubrí un montón de cartones en el suelo. De repente los cartones se movieron y asomaron unos jóvenes que estaban durmiendo y acababan de despertar al acercarme yo. No puedo precisar quienes eran, pero había una pareja y un joven que se quejaba del frio de la noche. Pensé que sería por la bebida que después pierdes el calor del alcohol y te queda frio el cuerpo. Me arrime a él y le trate de pasar un brazo por el hombro. El me apartó diciendo que tenía mucho frio. Le dije que solo trataba de frotarle para que entrase en calor. Volví hacerlo y esta vez, sin decirme nada, accedió. Había un plástico, y se lo puse por encima para que entrase en calor. Se mostraba agradecido cuando de repente todo cambió y estábamos en la escalera de una plaza cerca de las piedras que hablan. Había mucha gente celebrando una fiesta. Bailando, riendo .... Se oyeron gritos. Muchos gritos. Eran gritos de saludo, como se grita con alegría en las fiestas cuando aparece quien hace tiempo que no se ve. Quien venía era nuestra madre. Tenía un larga cabellera blanca y sus inconfundibles ojos verdes.
Yo corrí hacia ella y le dí un fuerte abrazo saludandola. 
Me abrazó y me apretó cariñosamente contra ella.
Nos pusimos a buscarte pero no te encontrábamos. Había mucha gente en el campo de la fiesta y tenían organizado un concurso de burros, pero no había burros, solo había un asno que tenía unas orejas largas, de color gris blanquecina. que se llamaba rucio. Nos paramos a ver si estabas allí entre tanta gente. 
Como solo había un animal, en vez de una carrera de asnos,
tenían organizado una prueba de contrarreloj a lomos del animal; pero el asno llevaba a los concursantes montados en su grupa hasta el final del camino, se paraba  y los lanzaba por el aire antes de cruzar la linea.
Llegaron dos niñas, como nosotras cuando eramos pequeñas, y se montaron en el asno. El asno se convirtió en un caballo de madera y de repente salió volando como si tuviese colocados cohetes de fuegos artificiales. Y las niñas ante la sorpresa y el regocijo de los presentes se dedicaron a perseguir perseidas por el cielo negro de la noche, montadas en su caballito, mientras dejaban una estela de estrellas que llenaban el firmamento
Después miré todo se volvió negro al mi alrededor y mama ya no estaba. Me puse triste y desperté
pero aún seguía conservando el olor de mama.
Las dos hermanas se abrazaron, y se llenaron de lagrimas; con esa lagrimas ardientes que dan calor a una y que encierran el cariño acumulado de las persona que se vuelven a reencontrar después de tiempo.
Teles, abrazando a su hermana, le dijo: - Gracias por buscarme con mama en tu sueño y no quedarte a nuestra madre para ti sola. Ahora ya se que hacer para verla. Tengo que buscar a mama en un sueño para salir de fiesta con ella, contarle mis cosas, y que vea que estoy bien. Ahora recuerda, - continuó diciendo,  mientras pasaba sus manos por la cara de Ligia, limpiandole las lagrimas-. Para otra vez lleva a mama junto a tus niñas que las vea y dile que yo también la busco. Que venga donde se celebra la fiesta de la derrota de los vikingos. Pasado el anochecer, apartada de los muros de piedra del castillo, la estaré esperando  durmiendo en un saco de dormir al pie de los robles que bajan a la playa.






Con esta entrada termina esta última serie
Próxima semana más.

lunes, 28 de noviembre de 2011

los sueños sueños son 8

Aún quedaba gente sentada en los bancos. Muchos sitios estaban vacíos,  pero había otros , los de la gente que continuaba por la fiesta, ocupados solamente por las chaquetas u otras prendas que se dejaban , mientras algún familiar, una persona mayor, quedaba vigilante. Empezó a refrescar, y la gente se empezó a apresurar a marchar. A medida que transcurría el tiempo solo iban quedando los propios de las verbenas: la gente de los puestos, el bar de la comisión de fiesta, los músicos y la juventud; y los rezagados.
Ligia convino con su marido, que se fuese con las niñas a casa para acostarlas después de ayudar a llevar el premio del colchon al transporte, la camioneta del Furgo,  y se quedó con nosotras, por que hacía tiempo que no veía a su hermana. Mis padres pudieron haber quedado un poco más pero marcharon.
Mi padre aún quería seguir de fiesta - . Era claro que mi padre, por culpa del colchon ,  no había sido lo suficientemente hábil marchándose con Anselmo, el padre de mis amigas, que ya había desaparecido hace un buen rato .-. Cuando lo pilló mi madre se lo llevó a regañadientes diciéndole que tenía que estrenar el colchon en casa; no sé si por castigo de mi padre o por que mi madre pensó en que me haría bien que quedara a solas con mis amigas para poder hablar de nuestras cosas y disfrutar de la fiesta sin gente mayor.
 La nota mayor de la fiesta fue la concejala que apareció con una chaqueta nueva. Mas adelante se aclararía que era prestada.
Al final quedaban unos pocos hombres, más bien jovenes, en la barra del bar de la comisión de la fiesta, haciendo bromas y gritando y nosotras nos dimos cuenta que hablando paso el tiempos volando.
Los que quedamos marchamos de la fiesta en el coche de Teles, y  decidimos irnos al bar de la playa por que tiene una terrazita a cubierto, por la parte de atrás, y desde ella se ven los pinos, la playa y el océano. Siempre el océano presente en nuestras vidas.
Llegamos, no había luces encendidas y caímos en la cuenta de que probablemente los dueños habían cerrado ese dia el bar para ir  ellos también a la fiesta.
Oímos el ruido de las olas al golpear la playa que nos llamaba. Bajamos a la playa, por una escalinata hecha en un terraplén de arena con ramas de pino, y empezamos a caminar.
Había gente que se calentaba alrededor de una hoguera.
Nos conocieron desde lo lejos, a pesar de la obscuridad, y nos llamaron para que nos acercáramos invitandonos a tomar una tacita de una queimada que tenían hecha * , ( aguardiente, con azúcar y naranja, quemada... ) . Tenían una cazuela de barro llena de aguardiente, de aspecto negruzco y dulzón. Nos servimos llenando unos vasos pequeños con un cazo que como la cazuela de la queimada también era de barro.
Tomé un sorbo de queimada, para entrar en calor; estaba calentita y dulzona. 
El calor de la hoguera nos atrapó con su abrigo, impidiéndonos escapar del fuego y adentrarnos en el frío. Alguien echó un tronco de madera expulsado por las olas a la playa y como aún conservaba humedad, produjo una gran humareda. Entonces fue cuando aprovechamos para escapar del fuego y alejarnos del grupo de personas, marchandonos a la terracita con nuestros vasos de Queimada
Nos sentamos en las sillas de la terracita, el metal estaba frio, y nos pusimos hablar. Tal vez por las altas horas de la noche acabamos hablando de los sueño.
Teles empezó contandonos un sueño suyo.
Dijo – De pequeñita soñaba que pintaba las ovejas de verde
¿ Como. Ovejas verdes ? .- le preguntamos -
Si- continuó - durante tiempo soñé que le pintaba de verde las ovejas al tio Avelino y que no las encontraba por que se confundían con el verde de los prados en primavera.
Jajajajaja ,- nos reiamos - Y que pasaba, - le preguntamos.
Teles continuó contando su sueño : - Que el tio Avelino me quería coger para tirarme de las orejas. Pero yo estaba toda manchada de verde y tampoco me podía encontrar.
Al final llegaba a un acuerdo:  él me hacia magdalenas y yo le recogía las ovejas.
- ¿ Y las magdalenas tenían  monedas ?- Preguntamos riéndonos
y Teles dijo : - No sé, no di encontrado las ovejas, por que todo era verde.

Después de reírnos las tres continué yo :
Seguro que os parecerá una tontería – les dije, y empecé a contar mi sueño - Una vez soñé que había un pirata burlón, con pelo rizo y ojos azules; que tenía una sonrisa de oreja a oreja y era mudo. El pirata se acercó a mi y me sacó una moneda de una oreja. La mostró un momento, brillante ante la luz del sol, y despues me la regaló. Era una moneda brillante de oro, de esas de los arcones de los tesoros.
Desde entonces soñé durante mucho tiempo, con poder sacar yo monedas de oro de mi oreja. Pero jamas me salió el truco. Con el tiempo llegue a entender la suerte que había tenido, por que si me hubiera salido el truco, querría tener las orejas tan grandes como los burros para llenarme los bolsillos de monedas de oro.


lunes, 21 de noviembre de 2011

un personaje de novela 7



Después de un buen rato pendiente de que le dieran el premio a mi padre, con la tardanza empecé a preocuparme y asaltandome dudas:
¿ Porque tardaran tanto?. ¿ Será por la sensibilidad de la entrega del premio o por que tenían que arreglar la copa cambiando el nombre del ganador del concurso ?. ¿ O por que se les está ocurriendo alguna maldad ?.
Llegue incluso a preguntarme si le llegarían a entregar el premio
¿ Pero como no le iban dar el premio a mi padre, si no se puede discriminar a uno por su edad religión o color... ?
Antes de que la arenga del palco me vencieran el musculo del oído, Terminaron  los oradores y se despidieron.
Al acabar las actuaciones, mientras bajaban los representantes políticos, quedaban en el palco únicamente la concejala y la persona que hablaba desde el micrófono: dijeron el nombre de mi padre para que subiese a recoger el premio.
Al oír su nombre, me dije para mi :- ! Papa. Cuanto te quiero ¡ -.
Mi padre ascendió por unas escaleras que tenían para subir los músicos a los lados del palco.
Con las mangas de la camisa arremangadas, y el cuello desabrochado para lucir bien , la medalla o alzar el trofeo del premio.
Se acercó mi padre a la concejala, mientras ella se cuidaba bien , alejándosele, de conservar las distancias que lo separaban de él . Una voz lo proclamó como ganador del concurso.

...Y el premio concedido es … “ un colchon de matrimonio, donado por el señor alcalde, de la ferretería del señor alcalde... Alcaldeeeeeeeeeeeeee …. “
El publico, mis convecinos, aplaudieron rabiosamente por la enorme distinción del premio. Mientras se veía que el colchon quería ascender al palco, cargado con dificultad por los operarios del ayuntamiento.
Había sido maldad. La maldad residía en lo sibilina que había sido la concejala con la elección del premio. De tal manera que al dar el premio conseguía que mi padre y hasta nosotras, nos viéramos obligadas a regresar a casa para llevar el premio; por que no íbamos a estar cargando con un colchon por la fiesta, con tanta gente
Ya me veía, bajo las miradas de fuego de mi madre, que tendríamos que regresar a casa con el premio a cuestas...
Pero nada mas lejos de lo obvio.
Muy lejos de picar el anzuelo, mi padre le estampó, en señal de agradecimiento, un beso a la concejala en toda la mejilla, que le subió todos los colores - ¿ Efecto del color rojo de la mercromina sobre un fondo azul ? -. La concejala quedó con cara de estupor , cuando mi padre le soltó que tenía que mostrar el premio a los vecinos y que le ayudasen a llevarlo a la fiesta .
Los operarios, que estaban atascados a mitad del camino de la ascensión del colchon por las escaleras, tratando de evitar de no caer al suelo, aprovecharon la ocasión para no subirlo, haciendo caso omiso de las miradas avinagradas de la concejala; toda roja por la ofensa del color y por ver sus planes desbaratados. Y ahí venían todos, mi padre, los operarios con el colchón, y Quasimodo, que venía apartando a la gente para que dieran paso al aparatoso bulto.

Tratamos de meter el colchón entre banco y banco, como si hubiera miedo de que nos lo fueran a robar. Finalmente mi padre lo empujo para la parte de fuera y lo dejo tirado en el suelo para que las niñas se sentasen o se tumbasen en el colchón si querían.

Ya al terminar, mientras se despedía de mi padre de los operarios y de Quasimodo , empezamos a sentarnos en los bancos de la mesa : “· y en ese momento Marise, aprovechó para demostrar lo que es capaz de dar de si “. En fracciones de segundo, justamente antes de que se sentase Teles, le puse en el banco una de las chinchetas que me había guardado, y al sentarse y clavarlo en sus reales posaderas, se levantó furibunda, dando un brinco por el dolor producido por la herida en su trasero. Y al encontrarse a Quasimodo de su lado, confundida, le arreo un bofetón en toda la cara.
Quasimodo se puso livido. Dio media vuelta y marchó sin decir nada.
En ese momento supe que se habían acabado todas las posibilidades de éxito del hechizo de los ojos de sirena de teles y que el destino rodaba de nuevo por la senda apropiada.
Mientras veía meterse entre las gentes de la fiesta , a Quasimodo con los operarios, me dije : - Pobrecito, si es por nuestro bien -

En el palco se oía que habían dado paso de nuevo a los músicos. Se fue enfriando poco a poco el ambiente según fue evolucionando la paparotada, - comida o cena popular, en Galicia -. Después de comer, las niñas se pusieron a saltar encima del colchon, que estaba sirviendo de improvisada colchoneta de fiestas. Mi padre con sus amigos se reían de ellas.

Quien sabe tal vez alguna de las niñas, cuando sean mayor, escriba recordando cuando de pequeñita saltaba encima de un colchón en la fiesta de su pueblo y se acuerde y escriba sobre mi, convirtiéndome en un personaje de novela.
Me acerque a mi madre. Le hice un guiño, mientras las niñas saltaban en el colchon, dándole a entender con un ademan corporal de la cabeza : - Cada día somos más -.
Mi madre aprovecho ese momento de complicidad y me dijo :
- Marise , ¿ no hubiera sido mejor para las dos, que yo nunca hubiera conocido a tu padre ?
Mire para ella y le respondí: - No mama, te habrías perdido las historias venideras. -

.








lunes, 14 de noviembre de 2011

chinchetas de colorines 6



Empujamos las niñas hacía el concurso de los más pequeños, para los que tenían preparados entre otros juegos:  unas piñatas colgadas de unas cuerdas que había que romper con los ojos vendados y unos globos que había que explotar con unas chinchetas. Las piñatas eran unas bolsas de papel, que al romper dejaban caer chucherías de los niños: caramelos, piruletas, bombones...entre un montón de confeti.
Recogí unas chinchetas de explotar los globos para suministro de las niñas, y me guarde unas pocas en el bolso, que eran chinchetas de colorines. Mientras jugaban las niñas aprovechamos para ir buscar sitio para comer.
Para la cena , “ la paparota” , se había montado una estructura de aluminio que sostenía un enorme toldo. En el espacio interior, que quedaba cubierto por la infraestructura, tenían colocadas una treintena de mesas puestas en hileras, que quedaban distribuidas a lo largo de un pasillo central; a los lados de cada mesa había un banco en el que se podían sentar entre ocho o diez personas. Osea que en total había capacidad para unas quinientas personas a cubierto.
Las mesas, y sus bancos a cada lado, estaban montadas en filas paralelas, de manera que entre las personas sentadas en los bancos de distintas mesas, quedaba un espacio, entre espalda y espalda de unos veinte centímetros que permitía que se pudiera circular entre las personas.  a lo largo de las hileras de las mesas.
Cogimos una mesa completa para nosotras, que entre niños y adultos llegábamos a la docena , - contando a parte con otras personas que venir a sentarse con nosotras para comer -. Arrimados a la esquina de la infraestructura.
Desde allí podíamos ver el palco, con los músicos que llevaban taladrando sus solfas, desde que finalizó el concurso de poesía vacuno.
Cuando ya teníamos elegido el sitio Ligia marchó a buscar a las niñas.
Yo me fijaba en que Teles estaba intranquila mirando para la multitud como si esperase algo o a alguien, y me decía para mi:
- Marise, esta está pendiente de Quasimodo.-
Se hizo un silencio. Los músicos bajaron del palco y subieron las autoridades.
Despues de unas presentaciones, empezaron las intervenciones de los nuevos vocalistas.
- Desde aquí se oían con megafonía, las palabras que nos regalaban desde el palco.
Se dio paso a la principal de las autoridades a quien cortésmente se le pidió que nos dedicase unas pocas palabras.
Nos dedicó un discurso con voz de otorrino:
“…. … hay que hacer un estudio que refleje el buen estado de salud de la existencia de nuestro tejido industrial...  hay que llegar a fomentar la aplicacion de las políticas que alcancen el grado significativo ...  hay que aplicar nuevas medidas que aumenten la mejora de la economía consolidando la tendencia del mercado para lograr el  aumento de la demanda de trabajo   .... hay que reducir el paro  .... para ello hay que reformar el mercado de trabajo  aumentando la jornada,  rebajando los salarios  y abaratando el despido ...   pudiendo llegar asi a mejorar la salud de los indicadores de desempleo … “

Mi mente se va al infinito, cuando oigo esas voces de otorrino. Con esos tiempos verbales que usan de acciones inempezadas o inacabadas. Con esos discursos cargados de palabras habilitadas para cultivar la esperanza de personas inocentes, ingenuas, bondadosas. Personas que ponen ladrillos, o cuidan vacas ,que aran el campo o salen a pescar al océano,  que conducen vehículos, venden pescado o sirven copas...  Personas inabarcables de enumerar escribiendo aquí sus nombre. Personas que ellos y sus familias son el pueblo chico. " El Pueblo con Mayúsculas". Personas que solo quieren pan, trabajo y una racion de pulpo, y escuchan a personas improductivas como los políticos, por que tienen la educación de escuchar al que habla.
Y mientras hablaba desde el palco, el orador levantaba las manos, y las giraba desde la muñeca, invitándonos a entender que con el estábamos a buen recaudo. Aunque aquí, desde lo lejos, también se podía entender que se sacudía el polvo con todos nosotros.
Cuando escucho esas voces de otorrinos se me va la mente al infinito, y desde el infinito, marise toma el mando del gran control del mayor tom, y está pendiente de las sobrinas de teles, de mi madre, de mi padre, de su amigo Anselmo, del marido de ligia ,de la concejala, de Teles y de Quasimodo...


De repente un timbre se escuchó en mi cabeza, como esos timbrazos de clases, que te despertaban de la dormida, señalándote la hora del recreo y con el que todo el mundo recuperaba la consciencia.
- ¡¡¡ La chaqueta de la concejala, esta noche duerme en el océano, que va rio abajo!!! -
Próximo a nosotras se había acercado xil que estaba convidado por mi padre para que comiésemos todos juntos.
Yo me dije para mi: - Que horror. ¿ Y si se compra una chaqueta nueva y ahora no la reconocemos ?.-



.

lunes, 7 de noviembre de 2011

más de sirenas 5º

Mi madre, mientras mi padre disfrutaba siendo la estrella del festejo, aprovechó un momento para escapar y buscar a sus amigas que por algún sitio de la fiesta estarían.
Entre tanto festejo, bajo la mirada lejana que todo lo veía y todo lo sabía de la concejala, se nos acercó Ligia , la hermana de Teles, . - Por que ella y su marido no eran de su bando.- Venía acompañada con toda su familia.
Ligia de pequeñita era una preciosidad de niña, con los ojos verdes brillantes como el color de las algas del rio, y el pelo dorado como el resplandor que deja el sol al atardecer. Ligia era menudita; una autentica muñequita que al llegar a su edad trajo a toda la hombruna de la comarca de cabeza y de morros... metidos en rencillas. De todos los hombres, uno, que era el marinero más fuerte y pendenciero, que sobresalía sobre todas las peleas y disputas, quedó finalmente sin rivales ...Bueno, ya se sabe como son las sirenas. Ligia, de un viaje le convirtió en padre de cinco hermosas criaturas. Y su marinero, como el oceano no da sueldo fijo para mantener semejante prolé, tuvo que abandonar la pesca y echar raices en tierra.
Por el día, el hombre de Ligia, durante la mañana trabaja con una furgoneta con la que recorre el pueblo y la comarca vendiendo pescado; - las vecinas dicen que pesa una maldiciòn sobre él , por eso, como anteriormente tenemos hablado del asunto,  corren todos los gatos del pueblo, detrás de su furgoneta, persiguiendole - . Durante la tarde trabaja de albañil y por las noches ... Por las noches, cuando las mareas obligan a esperar a altas horas a que regresen los barcos para comprar el pescado en la lonja; hay quien dice que se le tiene visto a medianoche, con los ojos vidriosos, como sin alma, mirando para la profundidad del océano. Asustándose  quienes le reconocían, al ver a aquel hombre alto, famélico ... que antaño había sido el mejor marinero que hubiera por estas costas, cuando se acordaban de las antiguas leyendas que contaban que las sirenas llamaban a los marineros para que fueran a tierra y no les volvían a dejar nunca regresar al mar buscando su perdición.
Ligía y su compañero, siempre se mostró tibía en materias politicas , por que que como a muchos vecinos, lo de más es tener problemas gratuitos, y se vive en un dejar hacer mientras no te molesten a ti - vive y deja vivir-
Personalmente yo doy la razón a los que obran de esta manera, hasta que la indiferencia termina permitiendo el abuso, los excesos y el despilfarrado, de lo publico por que lo publico es de todos.
Las desavenencias en materia politica de Ligia y su hombre, vinieron a raiz de la prohibición que hizo la concejala al pescantín  de vender con la furgoneta pescado enfrente del ayuntamiento, por que salían las funcionarias a comprarle juntandose con las maestras del colegio publico, en su recreo, y daba muy mal ejemplo. Desde entonces se tenía que poner con la furgoneta por la parte poesterior del ayuntamiento para poder vender el pescado, interrumpiendo el acceso por la puerta de atrás, los dias de visita al alcalde.

Y los dos se habían pasado publicamente al bando de los otros. Con nosotras.

lunes, 31 de octubre de 2011

poker de ases 4º



Los operarios se acercaron de nuevo a la vaca, limpiaron un poco alrededor de ella la paja esparcida y con disimulo movieron las balas de paja alejandolas hábilmente un poco del animal para que se desplazase hacia la paja y pudiera seguir comiendo. Al acabar la operación se dió paso al siguiente concursante y sobrino de la concejala.

Así que entró el sobrinisimo en el recinto, con todos los ases de la partida guardados bajo la manga. Se aclaró la voz regalando a los presentes unos gorjeos. Hincó la rodilla en el suelo con ademanes teatrales - Ya se veía con tanta teatrada que él tenía claro, no el oficio de vaquero sino el beneficio del concurso- , y exigiendonos silencio arrancó a grito pelado:

Esas dos líquidas perlas
se desprenden tranquilas
de tus radiantes pupilas
convidándome a beberlas,
evaporarse, a no verlas,
de sí mismas al calor;
y ese encendido color
que en tu semblante no había,
¿no es verdad, hermosa mía,
que están respirando amor?
¡Oh! Sí, mi bellísima bestia
espejo y luz de mis ojos;
escuchame sin enojos,
como lo haces, amor es:
mira aquí a tus plantas, pues,
todo el altivo rigor
de este corazón traidor
que rendirse no creía,
adorando, vida mía,
la esclavitud de tu amor.

Don Juan tenorio- José Zorrilla


Y al acabar la poesía, contando que el animal le siguiese, pegó un fuerte berro montes


Eiii vaca Ehhhhhhhhhhhhhh !!!
hhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh !!!

con una sonoridad muda , en perfecto castellano.

La vaca , tal como se había urdido con el truco de la paja, se desplazó lo justo, moviendo orejas y el rabo que se balanceba a los lados con el meneo de sus ancas al caminar para morder y arrancar un bocado de yerba de la alpaca y seguir comiendo.

  Al ver la distancia salvada por el apetito de la vaca, puesto que el animal hasta ahora no se había movido lo más mínimo, familiares, amigos y demás devotos, arrancaron en un fuerte aplauso
Los que más efusión y contento mostraron fueron los miembros de la familia de la labrada, que al ver el truco de las alpacas usado para que se moviera el animal,
captaron la esencia del cuento del burro y la zanahoria. Y cayeron en la cuenta de que no se les había ocurrido hasta ahora poner el carro cargado de hierba delante de la vaca para torcer su tozudez.

Yo me quedé absorta, pensando para mi que tendría la poesía de Zorrilla.  Recordando tantos recitales que me había tragado, en los que el galán se atrevía a decir a doña Ines que sus poros se abrían respirando mucho mejor, mientras seguía inocentemente el movimiento de las manos en blanco y negro suplicante de los poros de doña Ines. - Claro que mi galán me lo he encontrado en un rastro y lo tengo en el dormitorio , donde me sirve para colgar el sujetador y la camisa y los pantalones plegados durante la noche; mientras yo sueño hasta el amanecer con mi Quasimodo que me lame y me tapa mis poros abiertos -
Durante el momento en que yo estaba absorta mi padre había desaparecido y había entrado dentro del recinto de vaca por que era el último concursante

El publico, que ya había visto el repoker de ases del sobrinisimo, viendo entrar a mi padre con la cara y las manos rojas por la tintura de iodo, rompieron a reir, unos por convecinos y otros por enemigos, aplaudiendole y acompañandole con unas buenas risotadas.

La vaca agitó una oreja al notar el ruido que se producía con  la algarada del publico y se sintió inquieta al ver ese hombre todo pintado de rojo, poniendose en guardia cuando mi padre haciendole gestos y señales frente a ella, empezó su recitado:

yo no sé si podré afirmar ,
si mi dulce amada gusta o no ,
de que todo el mundo sepa que yo la sirvo;
solo sé decir que su nombre es dulcinea,
su patria el toboso, un lugar de la mancha.
Su calidad por lo menos ha de ser princesa,
pues es reina y señora mia.
Su hermosura sobrehumana,
pues en ella se vienen a hacer verdaderos
todos los imposibles y quiméricos,
atributos de belleza
que los poetas dan a sus damas:
que sus cabellos son oro,
su frente campos elíseos,
sus cejas arcos del cielo,
sus ojos soles, sus mejillas rosas,
sus labios corales, perlas sus dientes,
alabastro su cuello, mármol su pecho,
marfil sus manos, su blancura nieve,
las partes que a la vista humana
encubrió la honestidad son tales,
según yo pienso y entiendo,
que sólo la discreta consideración
puede encarecerlas y no compararlas.

Miguel de Cervantes- Quijote

El publico calló esperando el grito final, produciendose un inesperado silencio tras el recitado de la prosa de Don Miguel; por que mi padre, que ya es mayor, no estaba para ir berrando al ganado por el monte y se olvidó del consabido grito para rematar su actuación. Fue entonces cuando el animal, percibiendo la respiración contenida del publico y creyendo un inminente peligro, decidió arremeter contra aquel hombre todo pintado de rojo y sacarlo a hombros del ruedo.

La vaca miró para mi padre,  todo lleno de tintura, levantó las dos orejas, enderezó el rabo en horizontal, bajó la cabeza, levantó una pierna derecha, como si fuera un perro de caza que señala una perdiz, apuntó la cornamenta hacía aquel farolillo rojo y arrancó a correr hacia mi padre con la bravura de tiro del animal.
Mi padre al ver la embestida echo a correr por el corral, evitando al bicho, hasta que consiguió saltar el cercado del animal donde fue rescatado y aupado a hombros, entre gritos y aplausos,  por el publico, mis convecinos, que clamaron con entusiasmo mientras llovía la ojeriza de la bancada de las autoridades. Por que todos habían visto claramente, que si el anterior jugador había participado con un  " repoker de ases"  bajo la manga, mi padre le había levantado la partida con una escaleras de banderillas a la reina, siendo el ganador del concurso vacuno. Todo de rojo, los amigos eran abrazarle, empujarle y gastarle bromas.


¿ PERO COMO SE IBA DAR UN PREMIO Y QUIEN SE IBA HACER LA FOTO, ENTREGANDO EL PREMIO CON EL NOMBRE DEL FAMILIAR DE UNA REPRESENTANTA POPULAR DEL PUEBLO “A UN ROJO “ Y SALIR EN EL PERIODICO ?


Amigos, yo solo soy la mano que escribe de marise ,
no tengo respuesta a las preguntas

Próxima semana
continuara



lunes, 24 de octubre de 2011

En recuerdo Antoñete 3º


Con tanto alboroto y tanta devoción llegaron las autoridades previstas . El público se arremolinó al cerco construido como corralito para la vaca, y las autoridades fueron tomando sus lugares, en unos bancos colocados bajo la sombra de los arboles.
Y así empezó el concurso:
Levantó el pañuelo blanco el juez de paz, lo mantuvo unos segundos en el aire, quedando suspendido asimismo el griterío de los presentes, y acto seguido lo bajo.
Entonces los operarios quitaron un palo atravesado entre dos postes, que hacía de portal del recinto, abriendo paso al primer participante.
El concursante, saludó a las autoridades. Después se dirigió a la vaca y poniéndose frente a ella, empezó a declamar con entusiasmo, sin perder de vista la mirada del animal.

Hablan sus ojos; voy a responderles
que presuntuoso,
como va ser a mi a quien hablan
Dos estrellas, las mas hermosas del cielo
tenían que ausentarse
y han rogado a sus ojos
que brillen en su puesto por ellas
¿y si sus ojos se cambiasen con las estrellas ?
Lucirían tan brillantes en el cielo
que al desaparecer la noche
cantarían la aves como a la luz del día.
¿Y sino fuera ahora de día sino de noche
pues hasta ahora, obscuridad había ?
*Fragmento adaptado de romeo y julieta w.shakespeare. Perdon willy .

Y le pegó un fuerte pero corto berro con el que se ordena al ganado para que se moviera el animal:
- Eiiiiiiiii
vacaaaaaaaaaa eiiiiiiiiiiiiii!!! -

La vaca, que había seguido en todo momento con la mirada al mozo - en la psicología animal estaría el saber si por perplejidad o por incertidumbre -, acompañándole con un constante vaivén a los lados de su mandíbula, le picó una mosca taladradora de esas que abundan con el ganado . Y le concedió la oreja derecha, que fue la sacudió para espantar el díptero.
El publico, frío y distraído, al ver la señal del animal donó un aplauso al primer concursante mientras salía.
Los operarios arrimaron más yerba junto al animal y al acabar entró el siguiente concursante.

Llevaba pantalones vaqueros y una camisa blanca. Después de tomar posición distante empezó aproximarse hacia el animal lentamente - A este se le veía más picardía en esto del ganado - . Y mientras se le acercaba, empezó a recitar acompañandose con gestos y ademanes para que el animal se moviese hacia él:




Te amo con esos ojos verdes rasgados
las pestañas luengas
las cejas delgadas y alzadas
la nariz chata, la boca pequeña
los dientes menudos y blancos
los labios colorados y grozuelos
el torno del rostro
poco mas largo que redondo
el pecho alto,
la redondez y forma de las pequeñas udres
¿ sin verlas quien te la podría figurar ?
*Celestina - Fernando Rojas. Calisto

y atacó el consabido remate de llamada del ganado:

- eiiiiiiiiiiiiiiiiiii vacaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
veeeeeeeeeeeeeeeeiiiiiiiiinnnnnnnnnn !!! -

Pero viendo el concursante a la vaca impasible mientras berraba añadió un decepcionado acentuado final: -oooooooooooooooooooouuuuuuuuuu – oooooooooooooooooooooooooohhhhh!!!!

Sin moverse lo más mínimo y unicamente por la presión ejercida, por sus amistades zumbonas, tuvo la vaca a bien concederle al concursante un rabo, dando un latigazo con el rabo en el anca derecha con la que mato tres moscas del golpe. Siendo la unica sangre derramada hasta el momento.
Premiado con un rabo se marchó el segundo concursante.
Los operarios entraron de nuevo, acercándole más yerba al animal para que siguiera comiendo gustosamente y al acabar :
Dieron paso al tercer concursante. Un guapo mozo de los del pueblo del puerto, con su piel morena, sus brazos fornidos … Se veía a leguas que era un chico muy dulce.
Con mucho desinteres del publico, empezó su recitado, con voz ronca y vibrante,

En los ojos lleva mi dama el amor
por que vuelve hermoso lo que ella mira,
por donde pasa, todo hombre se vuelve a verla,
que es alabado quien primero la ve.
A quien saluda el corazón le tiembla,
huyen delante de él soberbia e ira
y de todos sus defectos allí suspira,
que bajando los ojos, se muere entero.
Toda dulzura, todo pensamiento humilde,
nace en el corazón de quien hablar la siente.
Lo que de ella se ve cuando sonríe un poco,
no puede decirse ni retenerse en la mente,
tan nuevo milagro es y tan hermoso.
Ayudadme, mujeres a rendirle honor.
Dante Alighieri. Divina Comedia - Beatriz. adaptacion wigfredo

Al acabar su recitado,
se arrancó emocionado : vacaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa veiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.
 que dejo al publico conmocionado

Como me pasa a mi, cuando me pongo romántica que me dan ganas de comer, la vaca se metió otro bocado de yerba.
  Con el entusiasmo rumiante de sus mandibulas, despues de un instante de expectación del publico, la vaca concedió al participante el movimiento de las dos orejas, con el que advirtió, a la bandada de moscas que se aproximaba por tanta dulzura, del peligro del azote de su rabo. “La vaca avisaba y no era traidora”.

Le acompañaron en la salida al concursante, dos orejas, la bandada de moscas y la ovación del sector femenino, que quedó expectante de saber el nombre del mozo y especialmente de sus señas telefonicas, para consolarle y hasta premiarle al acabar la fiesta.

Mientras mirábamos para los operarios que volvían entrar en el cerco; mi padre, que había dejado a su acompañante, se nos había acercado por detrás nuestras y despues de su llegada se nos acercó Quasimodo, que venía a preguntarle por su accidente y por lo del búho.
Nos saludó primero a nosotras:
- Hola Teles-  se dieron unos besos, de mejilla claro, jejejeje...  grrrrrrrrrrrrrrr,
- Estas tan guapa como siempre – le dijo
Enseguida me dí cuenta por los derroteros que cursaba la actual infidelidad de mi destino y el de Quasimodo

y me dije gritando para mi: - Telessssssssssssss !!!, Telessssssss . No vendrás para estropearme a mi hombre; que eres como la perra del hortelano; que ni comes ni dejas comer. !!! -

Bien veía, yo , como Quasimodo miraba para mi amiga de reojo, mientras hablaba con mi padre.
Después de interesarse por la caída de mi padre en el matorral y la limpieza de los campos, Quasimodo derivó la conversación sobre el búho. No fuera que fuese el ave nocturna la que daba presa a los gatos desaparecidos.
Mi padre le dijo que eso tendría que preguntarle a su amigo Anselmo, que había quedado por entre el gentío de la fiesta, pues era su amigo y otro, el que había visto el animal, poco antes de encontrarle y rescatarle del matorral, Y con esta, Quasimodo se marchó no sin regalar otra mirada con el rabillo del ojo a mi amiga Teles.
Iba tener que tomar cartas inmediatamente.

Ensayo sobre la novela de Adelaida

 Ensayo, sobre la novela de Adelaida. Adelaida quería ser monjita evangelizadora en el amazonas y cuando en el colegio de hermanas rel...